domingo, 9 de febrero de 2014

¿Debería incluirse la orientación educativa en los programas políticos?

Por casualidad, acabo de encontrar un tuit de uno de los candidatos a la presidencia de El Salvador:

Desconozco el programa concreto del candidato del FMLN y la situación política de El Salvador, pero la sorpresa es encontrar entre las prioridades de una campaña política algo tan olvidado a veces como la orientación educativa.

En el fondo, no debería sorprenderme tanto porque detrás del trabajo de los profesionales de la orientación educativa hay cuestiones relacionados con aspectos sociales, educativos y políticos centrales: la atención a la diversidad del alumnado, el fracaso escolar, el nivel de formación de la población, el desempleo, ...

José Nieto nos recomienda ver el Informe sobre el trabajo de la "Red europea sobre Políticas de Orientación a lo largo de la vida" (ELGPN), 2009-2010:  Políticas de orientación a lo largo de la vida: "Una tarea en marcha". También está disponible el informe 2011-2012 en inglés.

Hace justo un año, el Ministro de Educación de España mencionaba indirectamente la orientación educativa al hablar de la elección de estudios:
"Se debería inculcar a los alumnos universitarios que no piensen solo en estudiar lo que les apetece o seguir las tradiciones familiares a la hora de escoger itinerario académico, sino que piensen en términos de necesidades y de su posible empleabilidad". (J.I. Wert, 4.02.2013)
No estaría de más recordar a Wert que estudiar en función de la empleabilidad puede producir un exceso de titulados poco motivados por su profesión. O que la empleabilidad de una titulación es un aspecto muy variable y que puede cambiar durante el tiempo que un alumno/a tarda en acabar sus estudios.

La incongruencia en España pasa, en cualquier caso, por destacar la necesidad de esta orientación y atención a todos los alumnos (o, ahora, a "sus talentos") y, por otro lado, que muchos recortes se centren precisamente en este ámbito: con menos orientadores, PTs, ALs, PTSCs, ... no es fácil mejorar. Andreas Schleicher, responsable del informe PISA, le recordaba al ministro Wert algunos de los problemas de la nueva legislación educativa española esta misma semana.

En cualquier caso, no quiero caer en un discurso catastrofista. Podemos esperar sentados a que la orientación educativa y la atención a la diversidad se conviertan en una prioridad política o pelear por ofrecer lo mejor de nosotros mismos a los alumnos. Además, que llegue a figurar en un programa político como una promesa electoral tristemente no significa que tras las elecciones se desarrollen medidas tangibles. Precisamente hoy leía este otro tuit de un orientador educativo.


¿Qué opinas? ¿Debería incluirse la orientación educativa en los programas políticos? ¿Serviría de algo? Puedes añadir un comentario.




1 comentario:

  1. Totalmente de acuerdo con ambos. En mi opinión deben ser medidas legislativas concretas y el trabajo en las instituciones educativas las que de un impulso definitivo a la orientación. Por otro lado, conozco relativamente la situación de El Salvador ya que estuve hace dos veranos mediante un proyecto de cooperación. De hecho, pude colaborar en una alcaldia que el FMLN le arrebató a ARENA después de dos décadas de control por parte del partido conservador. Aunque el gobierno central tiene que hacer frente a una situación complicadísima debido a la violencia y a la difícil situación económica sí que se notan aires de cambio en el terreno educativo. A ver sí se pueden consolidar con una segunda legislatura... En fin, muy interesante (as usual!!!) ;)
    Un saludo!!
    http://fadultos.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar