Cabecera OrienTapas

¿Quién viene aquí de tapas? ¡Únete!

lunes, 21 de mayo de 2018

CARA DE PÁJARO: un cuento para trabajar el miedo al rechazo

Título: Cara de pájaro
Autora e ilustradora: Rocío Bonilla
Editorial: Algar



No nos hacemos una idea de cuánto daño podemos hacer con nuestras palabras a los más pequeños. Abrimos la boca sin pensar y soltamos tremendas lindezas, para describir el carácter,  la apariencia física, la forma de actuar, o el parecido genético de otra persona. Ponemos etiquetas a todo lo que se nos pone por delante. Los seres humanos estamos configurados para marcar a nuestros semejantes casi desde el mismo momento en el que nacemos. Ya nos dan la pauta nuestros mayores, a los que tendemos a imitar, inconscientemente y sin darnos cuenta, desde bien pequeños. Porque los niños son como esponjas y absorben tanto lo bueno como lo menos bueno. 

Que se lo digan a Carrasco. Este fabuloso personaje que ha creado la inigualable Rocío Bonilla. Genial ilustradora a la par que podríamos decir educadora. Pues todos sus libros tienen un trasfondo emocional especialmente importante para tratar con los más pequeños.

Y es que nuestro protagonista a pesar de tener una tremenda inquietud y curiosidad por todo lo que le rodea, es catalogado por una amargada vecina como un niño con "cara de pájaro". Una frase que la Doña suelta a la madre del niño en el ascensor y totalmente a la ligera. Tremendo daño el que ha cometido la señora. Porque Carrasco no capta para nada la ocurrencia de la señora y se desespera por entender qué ha querido decir con el comentario.

Por más que se mira y remira en el espejo, Carrasco no ve parecido ninguno con un pájaro. Así que decide ver más cerca a estos pequeños animales para ver si hay que se le escapa. Entendió así que el alpiste no era para nada su comida preferida y que por mucho que fabricase unas buenas alas, tampoco podía volar.

LA AUTORA E ILUSTRADORA.-
Conocemos a Rocío Bonilla por obras infantiles tan aplaudidas como ¿De qué color es un beso?, Mi amigo extraterrestre,  ¿Jugamos?...

Con formación en pedagogía ha publicado una cuarentena de libros especialmente dedicados al público infantil, para los que ha colaborado con un montón de editoriales conocidas en nuestro país y con las que ha recibido varios premios por su trabajo.

"Cara de pájaro" cuenta con unas preciosas ilustraciones con una delicada y agradable paleta de colores. 

EL CUENTO.-
Especialmente pensado para los más  pequeños lectores, Rocío ha guardado una estructura en la historia que nos cuenta, cuidando la lógica y la sucesión de las acciones. Así nos presenta primero al personaje de la misma para ir metiéndonos en harina describiéndonos el ambiente, pasando sin rodeos a un claro nudo y un abierto desenlace. 

Una historia muy bien contada con un texto muy sencillo impreso en diversos tipos y tamaños de letras que consiguen dar mucho dinamismo al argumento. Completándose con ilustraciones que van variando de tamaños permitiendo al niño divertirse y analizar las situaciones por las que Carrasco va pasando a lo largo de la trama. 

Estamos ante un libro que busca trabajar el autoconcepto y la autoestima de los niños, partiendo de uno de los miedos infantiles: el miedo a no ser querido y aceptado. Un miedo emocional que pueda quedarse con esos niños en la edad adulta, sino se resuelve de manera adecuada.

Todos necesitamos ser queridos y sentirnos parte del grupo en el que vivimos. El miedo al rechazo, a ser ignorados, aislados o evitados puede generar mucha ansiedad en cualquier ser humano. Especialmente en un niño que no comprender qué ha hecho para conseguirlo. Y esa sensación puede hacer que se convierta en una obsesión el buscar la respuesta agradable por parte del otro; un halago, una caricia o una simple contestación. Un tema complicado que puede llegar a provocar actitudes de sumisión en el niño (o en el adulto), y abuso por parte de los demás. De la mosma forma que puede generar un efecto contrario provocando un aislamiento por el miedo al que dirán.

De ahí la importancia de emponderar los rasgos y las cualidades particulares y personales, tanto desde las familias como desde los centros escolares.

EL VALOR DEL LIBRO.-
Uno de los aspectos positivos de los cuentos es que nos permiten introducir en el niño metáforas con las que, enriquecerles a nivel emocional, favoreciendo en ellos aprendizajes inconscientes desde muy temprana edad, que les serán muy valiosos en el futuro. 

Los cuentos nos permiten trabajar con los pequeños todos los temas que nos imaginemos; desde un enfoque en el que no adoctrinamos sino que les damos herramientas para que saquen sus propias conclusiones.

Un buen educador "cuenta cuentos" será aquel que consiga transmitir el mensaje, únicamente, acompañando al niño en el viaje de la lectura de la historia del libro. Haciéndole ver que todos tenemos emociones, tanto positivas como negativas, y que todas son igual de lícitas.

Somos por tanto responsables de utilizar los cuentos de manera adecuada con nuestros más pequeños. Ya que por muchos y buenos libros que nos encontremos en el mercado, la manera de utilizarlos influirá en su desarrollo cognitivo y emocional. Y con eso no de juega.

Como todos los cuentos que pasan por nuestras manos, es nuestra responsabilidad la manera en la que trabajemos la historia que Rocío Bonilla nos transmite en este libro.

LA PROPUESTA DIDÁCTICA.-
Son muchos los libros que nos encontramos en el mercado similares a la historia que se encuentra este cuento. Un tema cada día más necesario. Sobretodo ante un panorama en el que las tendencias por fin nos llevan, o al menos lo intentan, a respetar la diversidad, enriquecernos con ella y garantizar su inclusión en nuestras aulas. Un mensaje que pasa por reducir al máximo las etiquetas entre el alumnado; potenciando una visión de las diferencias como garantía de enriquecimiento para la comunidad. 

Algunos cuentos que os recomiendo son:
- Orejas de mariposa. Uno de los libros que regalo casi a cada niño que conozco. La historia de una niña con orejas grandes que sufre acoso escolar por parte de sus compañeros. En el enlace tenéis una propuesta por competencias que realicé en su día para llevar este cuento al aula.
- La cebra Camila. Que debe hacer frente a la pérdida de las rayas negras que la caracterizan y se encuentra con la solidaridad de otros animales que la van ayudando a recuperarlas. Aunque estas sean de colores.
- Elmer. El elefante de colores, rey de los cuentos en los últimos años en las aulas de infantil.
- Si lo que buscamos es trabajarlo con niños un poco más mayores, la historia de Juul es perfecta y se encuentra fácilmente por la Red.
Y podríamos estar así citando cuentos diversos y para la diversidad, horas y horas.

Entre los cortos o vídeos que se pueden utilizar, algunos los repito mucho pero es porque me parecen muy prácticos por su claridad en la historia que cuentan y por cómo la cuentan:

Por cuatro esquinitas de nada:



Ex Et



Un libro para tener y para regalar. Pero sobretodo para saber utilizar. 







 Rebeca Llamedo - Orientadora educativa.

Dirige la sección #LibrosParaOrientar en OrienTapas

No hay comentarios:

Publicar un comentario