Cabecera OrienTapas

¿Quién viene aquí de tapas? ¡Únete!

viernes, 26 de enero de 2018

Aprendizaje, tutoría, ayuda y orientación entre iguales: buenas prácticas.

Desde el grupo de trabajo OrientaIGUALES, hemos realizado colaborativamente esta entrada para difundir el uso de programas de aprendizaje, tutoría, ayuda y orientación entre iguales. 




1. Aclarando conceptos: entre iguales. 
  • “El desarrollo de programas de ayuda entre iguales en los centros educativos se ha llevado a la práctica bajo modelos y formatos diferentes. Es posible ordenar estas estructuras de ayuda desde las que requieren menor formación, capacitación y funciones, a las que más las precisan: acogida, ayuda entre iguales, tutoría entre iguales, mediación, mentoría y cibermentoría. La aprobación por parte del centro del funcionamiento de estas estructuras es imprescindible para darles cobertura y legitimarles a la hora de actuar, dejando claro sus límites de intervención.” (Javier García
  • “El grupo de trabajo OrientaIGUALES de OrienTapas surge entre un grupo de orientadoras y orientadores educativos con presencia en redes sociales para reunir y compartir experiencias que bajo diferentes etiquetas (aprendizaje entre iguales, tutoría entre iguales, cibermentoría, orientación entre iguales…) tienen en común el otorgar al alumnado un papel especialmente activo como agente de cambio y aprendizaje en el ámbito escolar.” (Alberto del Mazo)
2. Aprender en la interacción entre iguales: retos cognitivos. 
  • “El alumnado es una fuente muy valiosa de personalización del aprendizaje que aumenta las posibilidades de ofrecer oportunidades de aprendizaje para todas las personas en el aula.” (Juan de Vicente)
  • "Es a través de la interacción con otros cuando se nos abren conflictos cognitivos que nos hacen aprender. Es a través de la interacción entre el nuevo conocimiento y el profesor (mediador) cuando aprendemos. Pero además, sabemos que en determinadas circunstancias los propios alumnos pueden hacer de mediadores." (Grupo GRAI, UAB)
  • "Ya Vygotski señaló el importante papel del grupo de iguales en el aprendizaje y otros autores como , Perret-Clermont investigaron también sobre los beneficios que la interacción entre iguales, y en especial sus dudas, preguntas y retos, proporcionaban en relación al desarrollo del razonamiento, la reorganización cognitiva y por conflictos sociocognitivos que se producen, o provocan intencionadamente, en situaciones de intensa interacción." (J.Blas García, 2017)
  • “La ayuda entre iguales permite poner en valor el activo de los aprendizajes horizontales frente al tradicional aprendizaje vertical. Son aprendizajes sociales pero también cognitivos. Los aprendizajes sociales, de otro modo, se adquieren igualmente en función los valores sociales imperantes en la sociedad: sumisión, desigualdad, competitividad, violencia. De ahí que las prácticas de ayuda entre iguales nos permiten equilibrar la balanza con los valores sociales desde la práctica en los centros.” (Víctor Cuevas)

3. El potencial mediador de los iguales y su alcance: 
  • "A veces, los alumnos pueden ser mejores mediadores (profesores) que los propios adultos. Los alumnos son aprendices recientes de los contenidos y, por tanto, son sensibles a los puntos de más ayuda. Además utilizan un lenguaje más directo y cuentan con la ventaja de compartir referentes culturales y lingüísticos." (Grupo GRAI, UAB)
  • “La Tutoría entre Iguales es una de las prácticas más positivas que se llevan a cabo en educación. Tanto el aprendizaje que se produce entre alumnos con distintos ritmos de aprendizaje, como la unión que entre ellos se produce en un sentimiento de ayuda y protecciòn. Cuando damos las herramientas a nuestros escolares para que sean ellos mismos los guías de otros alumnos, se crea entre ellos unos lazos que no se rompen hasta que la elección de los diferentes caminos de sus vidas los separa.” (María José Guardiola)
  • "Sobre todo, la principal ventaja que la mediación de un alumno tiene sobre la mediación de un profesor es que el alumno puede prestar ayuda individual, a un solo alumno. Mientras que el profesor, generalmente, tiene que repartirla entre los numerosos alumnos del aula." (Grupo GRAI, UAB)

4. Construir relaciones amables en los centros: 
  • "En todos los institutos, en todos los colegios, hay montones de profesores con ganas de construir relaciones amables con nuestros alumnos, con nuestros compañeros. Es realmente sorprendente constatar cómo cambia la realidad si cambias tu mirada. Si escuchas, si haces a tus alumnos cómplices. Si construimos, con ellos, un sueño." (Pilar Pérez Esteve, orientadora, 2017
  • "Inicialmente se dirige a procurar buenas relaciones dentro del grupo-clase pero, poco a poco, fomenta una cultura de diálogo, escucha activa, participación, expresión de sentimientos e interés por el compañero y por el grupo." (Jesús Prieto, 2016)
  • “Los beneficios para los centros educativos se encuentran no solo en la ayuda proporcionada por parte del alumnado a sus iguales, sino que interesa por su capacidad para cambiar la cultura de centro o propiciar la reflexión sobre lo que se entiende por trabajar en convivencia. Sucede cuando hay oportunidad de agrupar sensibilidades, sentarse a hablar y pensar sobre convivencia, crear redes de afectos y esfuerzos bajo un liderazgo compartido. También, cuando se plantean espacios para compartir experiencias y recursos con otros centros educativos que llevan a cabo estrategias similares.” (Javier García)

5. Reducir la violencia contando con los alumnos como agentes de cambio: 
  • “No es posible conseguir escuelas seguras y con relaciones sanas sin contar con la participación activa del alumnado. No podemos abordar un plan de prevención del acoso escolar sin estructuras de alumnado que realice funciones de observación activa. Por tanto en convivencia no hay calidad sin la participación organizada y sostenida del alumnado.” (Juan de Vicente)
  • "Dotar al alumnado de protagonismo resulta esencial en el desarrollo de proyectos que pretendan erradicar la violencia y el maltrato en las relaciones interpersonales. Entre los diferentes agentes y, por supuesto, entre los iguales. (...) Porque ellos pueden ser muchos e importantes: agentes que dan ejemplo, hablan, escuchan y, también, explican y argumentan. Y cuidan, protegen, acompañan. Y, en ocasiones, contribuyen, junto al profesorado, al siempre complejo proceso de mediar en situaciones específicas de conflicto." (José Antonio Luengo, 2017)
  • “Aceptando que la legitimación de la violencia es un hecho social no exclusivo de los y de las jóvenes adolescentes, se procura su participación activa en el cuidado y bienestar de sus iguales y su educación para que no miren a otro lado, evitando “el silencio de las buenas personas” ante hechos injustos que puedan observar o ser partícipes y rompiendo la estructura individualista en las clases. Se trata de dar protagonismo a los jóvenes, enseñarles a ayudar, a estar presentes y activos en situaciones en las que el apoyo, el respeto y la solidaridad entre iguales es imprescindible.” (Javier García)

6. Atender a la diversidad escolar entre iguales y utilizarla como recurso: 
  • "No sólo reconoce las diversidad en las aulas, sino que la toma como un recurso más para aprender, pues aprovecha la diferencia y la pone en positivo: la diversidad como oportunidad para la creatividad; lo diferente como lanzadera del desarrollo del pensamiento crítico.” (J.Blas García, 2017)
  • El aprendizaje "entre iguales llega a ser un instrumento de atención a la diversidad, que moviliza la capacidad mediadora de los alumnos (de darse apoyo para aprender) y que saca partido de las diferencias de nivel entre alumnos (que tanto parecen molestar a algunos docentes)." (Grupo GRAI, UAB)
  • “Con un modelo de formación de formadores creamos procesos de aprendizaje en cascada donde el alumnado tiene un protagonismo definitivo y se convierten en modelos para sus compañeros, promocionando la igualdad entre sexos, las relaciones justas y sanas, o la valoración de las diferentes orientaciones sexuales. “ (Juan de Vicente)

7. Las prácticas entre iguales funcionan: resultados en la evaluación 
  • “Al igual que muchas otras cosas que hacemos en los centros, la importancia y validez te la da la evaluación. Todos los años evaluamos los programas de ayuda entre iguales y los resultados son muy positivos, y supongo que al resto de compañeros/as les pasará lo mismo. Un ejemplo es que en la última evaluación de los programas de ayuda entre iguales el resultado tuvo una media de 4 puntos sobre 5 en general en la comunidad educativa, y mayor en el alumnado participante, quien a nivel cualitativo valoraba aprendizajes como el siguiente: “he aprendido a no dejar a nadie solo”, y creo que este tipo de reflexiones son un gran aprendizaje y un gran logro de la educación. Por otro lado esta evaluación también nos da pistas para mejorar, así como los encuentros con otros centros, de hecho este es el quinto año del programa y he vuelto a cambiar cosas, pero sobre todo un buen indicador es que el número de participantes todos los año es es altísimo, y ese es el mejor indicador, chicos y chicas que con un alto nivel de compromiso dedican su tiempo a ayudar a los demás, es una gran satisfacción, y un valor para mí fundamental hoy en día, el compromiso.” (Sergio Carretero).

8. Un modelo participativo que cambia a los alumnos y que cambia el mundo: 
  • “La ayuda entre iguales es una de las costuras, otra sería la participación democrática en los centros, que crean un clima de convivencia adecuado. Proporciona la vivencia de valores en primera persona, el aprendizaje emocional, el desarrollo moral, el desarrollo de la empatía, la valoración positiva y natural de la diferencia y el desarrollo de la cooperación.” (Víctor Cuevas)
  • “Las estructuras de ayuda entre iguales son un magnífico instrumento para trabajar en redes entre centros promocionando ciudades educadoras.” (Juan de Vicente)
  • “La ayuda entre iguales permite, además, sacar los mejor de sí mismos de los alumnos y alumnas, mostrando en muchas ocasiones una versión que es desconocida en los roles habituales de las aulas ya que no se ponen en valor aprendizajes no académicos. El empoderamiento que adquieren los alumnos y alumnas que ayudan a sus compañeros, y la visión positiva que reciben de los demás es muy grande.” (Víctor Cuevas)


9. Algunos ejemplos de prácticas de orientación, tutoría y aprendizaje entre iguales

10. Bibliografía: algunos libros sobre aprendizaje, tutoría, ayuda y orientación entre iguales. 
  • Tutoría entre iguales (monográfico de Aula) (2006). http://grupsderecerca.uab.cat/grai/sites/grupsderecerca.uab.cat.grai/files/monograficoaula.pdf
  • Costello, B. y Wachtel, J. y Wachtel, T. (2013). Manual de Prácticas Restaurativas para Docentes, Personal Responsable de la Disciplina y Administradores de Instituciones Educativas.
  • Durán, D. y Vidal, V. (2004). Tutoría entre iguales. En: https://goo.gl/rWSA4R
  • De la Cerda, M. (2013). Por una Pedagogía de ayuda entre iguales. En: https://goo.gl/3EKjy2
  • Díaz-Aguado, M. J. (dir.) (2010). Estudio estatal sobre la convivencia escolar en secundaria. Madrid: MEC.
  • Fernández, I., Villaoslada, E. y Funes, S. (2002). El conflicto en el centro escolar. El modelo del alumno ayudante como estrategia de intervención educativa. Madrid: La Catarata.
  • García Barreiro, J., Giménez Fernández et al. (2013). Mediación en la práctica. Manual de implantación de un servicio de mediación entre iguales. En: http://convivesenlaescuela.blogspot.com.es/2015/02/mediacion-en-la-practica-manual-de.html
  • Heras, C. y Vidosa, I. (2006) Prácticas de mediación. Albacete: JCCM (DVD).
  • Torrego, J.C. y Moreno, J.M. (2003). Convivencia y disciplina en la escuela. El aprendizaje de la democracia. Madrid: Alianza Editorial.


Entrada elaborada por los participantes en el grupo de trabajo OrientaIGUALES (por orden alfabético): Sergio Carretero, Víctor Cuevas, Javier García, María José Guardiola, Alberto del Mazo, Lourdes Otero, Pilar Pérez Esteve, Daniel Veiga y Juan de Vicente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario