domingo, 29 de enero de 2017

¿Qué puede hacer el profesional de la orientación para hacer realidad el modelo de escuela inclusiva?

Parece que la educación inclusiva es una preocupación recurrente para los orientadores y orientadoras en los últimos meses. El orientador Miguel Ángel Gómez Arqués, del Equipo Técnico Provincial de Orientación Educativa y Profesional de Granada, Begoña Cañete, desde un Equipo de Orientación de Asturias, y Antonio Márquez, del Equipo de Visuales de Granada, retoman el debate ahora en OrienTapas, con preguntas abiertas y situaciones complejas de resolver. También, hace unos días, Sergio Carretero impartió en Toledo una conferencia sobre Orientación educativa para una escuela inclusiva mientras que Claudio Castilla publicó un resumen con ideas sobre la orientación inclusiva que no debes perderte. En unos meses, del 17 al 19 de noviembre de 2017, la inclusión será el tema central del Congreso Barcelona Inclusiva 2017 organizado por asociaciones de profesionales de la orientación educativa.

¿Qué puede hacer el profesional de la orientación para hacer realidad el modelo de escuela inclusiva? ¿Es tu centro un centro inclusivo? Y tú, ¿qué opinas? Participa en esta entrada o en los debates en paralelo que hemos abierto en redes  (en Twitter, en Facebook, en LinkedIn o en Google+).

En los últimos tiempos en los que parece posible un cambio en las prácticas educativas, es necesario reflexionar sobre nuestro papel y sobre nuestro modelo de orientación.   
¿Qué puede hacer el profesional de la orientación para hacer realidad el modelo de escuela inclusiva?
¿Cuáles son las acciones y actitudes que pueden ayudar a llevar a cabo un modelo de escuela inclusiva? 
¿Cómo desde nuestra posición podemos generar sinergias e iniciativas para el cambio metodológico? 
¿Cómo distribuimos nuestras tareas y actividades para favorecer las metodologías que favorecen la inclusión?



Miguel Ángel Gómez Arqués, 
@magarques - orientador en Granada

Tuit de la orientadora Maribel Corchete

Fuente: Claudio Castilla, 2017

¿Cómo podemos los orientadores contribuir a la educación inclusiva? Pienso que la educación inclusiva no es una moda del momento, es una necesidad, un sentir, una forma de trabajar, una filosofía de vida y una propuesta que debe estar presente en nuestra labor diaria. Eliminar barreras, potenciar la igualdad de oportunidades, dar respuesta educativa a cada alumno y su familia, compartir la docencia, evitar las etiquetas, acabar con las clases magistrales y dinamizar los grupos de trabajo son algunas de las estrategias que contribuyen a la educación inclusiva.

Los orientadores tenemos en nuestras manos la posibilidad de eliminar la escuela segregadora, discriminatoria e integradora en favor de una escuela inclusiva. La forma de realizar las evaluaciones psicopedagógicas, potenciando unas orientaciones metodológicas inclusivas, la forma de acompasar y acompañar al profesorado, los debates y reflexiones con equipos directivos y claustros permitirá granito a granito, modificar pensamientos, actuaciones y tareas que permita una educación de calidad e inclusiva para todos…







Cuenta en Twitter@BegonaCanete27
Perfil en Linkedin





En la educación inclusiva, con su presencia y participación del alumnado en las aulas, ¿creéis que tendrían cabida los alumnos gravemente afectados, o deberían seguir en una atención diferenciada de la ordinaria? 
Sabemos que la nueva escuela inclusiva por la que todos luchamos aboga porque todos los alumnos del colegio deben tener presencia, participar y progresar en las mismas aulas que sus compañeros, aplicando metodologías activas que fomenten el ajuste curricular y rompan las barreras que los centros educativos y sus programaciones ponen a los alumnos, especialmente a aquellos con discapacidad. Sin embargo cuando planteamos estos cambios, ¿estamos refiriéndonos también a alumnos con poli-discapacidad o con niveles de afectación cognitiva y motórica muy elevados? Esta escuela inclusiva que queremos, ¿tendría sus salvedades? ¿Estaría justificada la no participación de este alumnado en la dinámica de las aulas ordinarias? ¿Estaríamos ante un nuevo modelo de "inclusión selectiva"?
Creo que es un tema muy importante que deberíamos debatir en redes buscando la pregunta final de si están justificados los centros de Educación Especial y las Aulas Específicas (abiertas, enclave...) en centros ordinarios. 








Enlaces relacionados con la orientación y la educación inclusiva:

2 comentarios:

  1. Agradecida a la comunidad por la utilización de este tweet sincero. Ingenuo por mi parte el hecho de plasmarlo, pero que seguro pasa por la cabeza de la muchos orientadores.
    He trabajado en primaria, secundaria, universidad y como asesora en la Consejería. Convencida de que pensar en Inclusión es hablar de metodología y utilizar los recursos 2.0 caminando con mentalidad abierta hacia el trabajo en equipo y la inteligencia colectiva.
    Siento reconocer que esta realidad sólo fue posible en mis centros, en mis aulas y con mis alumnos y mis compañeros/ equipos esucativos. No lo sentí en la Universidad con los "formadores de docentes"que cabalgaban a años luz sobre las necesidades reales que tienen los futuros docentes. La Administración Educativa es quizá peor porque sus discursos son de escuela inclusiva mientras sólo legislan sobre dictámenes, clasificaciones y aulas "abiertas especializadas" ...
    Triste reflexión, pero estoy segura de que al final del túnel hay luz!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias por vuestras reflexiones. Tengo muchas dudas.
    . Si en este autobús vamos tod@s de excursión, ¿en virtud de qué deberíamos dejar a algun@s por el camino? El apellido "inclusiva" me provoca reticencias. Parece que abres la puerta al que estaba fuera...¿la vas a dejar abierta?...¿y luego qué?
    . Sinceramente, quienes trabajamos en educación, al menos la inmensa mayoría, estoy convencida de que cuando creemos hablar de todos los niños y niñas, del alumnado con intención "universal" , excluimos - sin querer- a parte de ese todo que ni siquiera conocemos. (Hay personas muy afectadas por diversas cuestiones, pluridiscapacidad, problemas graves de salud, ...) ¿Está la escuela preparada para tod@s? ¿Están tod@s para escuela? En esta escuela LOMCE, ¿son los objetivos educativos comprehensivos con las necesidades reales del colectivo? ¿Estamos capacitados para responder adecuadamente a lo que cada cual necesita?¿ Es la inclusión lo más conveniente siempre para tod@s?
    Un sistema que mira hacia la competitividad, con crietrios economicistas... ¿puede resultar compensatoria, educativa, para quienes parten de graves desventajas personales y sociales? ¿En todos los casos?
    Comenzando por "lo ordinario": Si el embudo de los estándares es cada vez más estrecho, si a veces deja fuera antes a la gente, si muchas veces no sabemos qué hacer con los "malestares" personales y sociales no atendidos que desbaratan las escuelas, ...
    Siguiendo por las dificultades para alcanzar los objetivos de aprnedizaje: Si parece que cada vez más hay que buscar una "etiqueta pseudoclínica" (¡pufff con los trastornos!) para empezar a poder hacer algo, para justificar la intervención educativa ...Si seguimos con las minus/dis/capacidades y ni siquiera hemos llegado al concepto de PDF (personas con diversidad funcional) ¿qué hay de aquello de que la educación es una necesidad inherente del ser humano?
    Necesitamos una transformación en valores, no sólo nosotr@s.
    Para mí, que en parte los profesionales de la educación (también los de orientación) nos hemos dejado arrastrar por la marea (por la LOMCE, por los valores retro de la crisis, por la pseudoclínica y el populismo terapéutico) sin mucha resistencia. Tenemos que mantenernos en lo posible resistentes, agarrados a los criterios y principios básicos, enraizados en el rigor de la Psicología y de la Pedagogía.
    Se me ha ido el verbo, pero ya me entendéis. gracias compañeros y compañeras.

    ResponderEliminar