sábado, 13 de febrero de 2016

¿Qué pasa con los títulos no usados? El bulevar de los sueños rotos ...

Hoy nuestro bar pone de fondo música de SabinaEduardo Moreno, profesor de FOL en un centro de Madrid, abre en su blog un interesante debate sobre qué pasa con las personas que no encuentran trabajo en la titulación que obtuvieron. Recojo aquí un fragmento de su entrada para iniciar el debate.
Fuente de la imagen: Patt Picón, 2014
"Esos títulos no usados van a un boulevard de los sueños rotos, donde conviven con la frustración, la impotencia, la rabia de haber dedicado años y años de tu vida a unos estudios que finalmente quedan en un cajón guardados, porque por uno u otro motivo no se ha podido poner en valor ante la sociedad esas titulaciones, y por lo tanto no han podido cumplir su objetivo, porque recordemos la Constitución establece como obligación de los poderes públicos en su artículo 40, la formación y readaptación profesional. Y nadie se ha molestado en constatar si las personas que obtuvieron una titulación en un determinado año han conseguido empleo de lo suyo o no, simplemente se les han dado consejos vagos sobre cómo buscar empleo, sobre cómo hacer un CV, o que existe la red Eures... Esos consejos están muy bien, son útiles, pero sin un acompañamiento, sin un control exhaustivo de los outputs de formación, no sirven de nada. Hemos dilapidado millones de euros en formar a personas que hoy no trabajan en aquello para lo que estudiaron, y lo peor de todo es que estamos metiendo este problema debajo del sofá y mientras miramos a otro lado, creo que debemos hacer todos y todas un poco de autocrítica, pensar si realmente hemos aportado a nuestros alumnos y alumnas las habilidades para conseguir un empleo, la motivación, la impronta necesaria para que un buen día no bajen los brazos, o las circunstancias se los bajen y decidan tirar la toalla." (Eduardo Moreno, 12-2-2016)
Y tú, ¿qué opinas? Añade tu comentario en esta entrada o en redes, tanto en espacios públicos (en Twitter o en Facebook) como en comunidades cerradas de OrienTapas (GrupOrienta en Google+ y Grupo de Consultas, dudas y experiencas en LinkedIn). 


Enlaces sobre el tema:

3 comentarios:

  1. Yo ya he opinado en mi blog, y recibido la primera crítica a modo de comentario 'anónimo' por ello.
    Es un tema espinoso el de la sobrecualificación, ¿quién tiene la culpa?
    ¿Sistema productivo?
    ¿Universidades y centros de FP?
    ¿El propio titulado/a?
    ¿Cultura empresarial?
    ¿Globalización y especialización por sectores de cada país?
    Abierto el debate, yo pido más ayuda al que saca un título y quiere trabajar de ello.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una cuestión relevante y me sorprende el tono del comentario que has recibido en tu blog. Precisamente porque lo que defiendes es totalmente razonable: que se apoye el proceso de seguimiento y orientación a los titulados. Un saludo y gracias por abrir este tema.

      Eliminar
  2. Escuchaba con atención en un programa de radio las palabras del poeta García Montero, particularmente aquellas que, en un momento determinado de la emisión, me hicieron fijar más la atención "el futuro no siempre es seguro". El futuro de la gente, los títulos alcanzados, el trabajo logrado, la misma vida... no siempre permanece.Es triste que el futuro, la ilusión, el empeño, las ganas de hacer, de saber, de ser no sean compensados con la misma intensidad con la que se proclama la virtud del mérito,la compensación social de lo justo. Y sin embargo, en una sociedad como la nuestra, donde la incertidumbre es la constante de los días, aún siendo así y sabiendo que ese espacio, mal llamado mercado de trabajo, cubre de injusticias las esperanzas de muchos, todavía nuestra labor es la de allanar el camino a la esperanza. Los títulos no tendrán ocupación, pero las personas formadas en ellos habrán tenido la oportunidad de obtenerlos y de ofrecerlos a una sociedad carentes del saber de su necesidad, porque Educamos y Orientamos en las inquietudes de lo que quieren ser y de lo que quieren hacer nuestros alumnos. ¿Quién hierra, quién se equívoca? Una deficitaria responsabilidad social de organizar la actividad y la vocación humana.(J Nieto)

    ResponderEliminar