jueves, 8 de noviembre de 2012

¿Quieres ser tuitorientador/a educativo/a?

En una entrada anterior, te invitaba a realizar una simple búsqueda en Twitter:  ORIENTADORES (a veces también introduzco ORIENTADORAORIENTADOR). Entre muchas menciones que tienen que ver con otros temas (calificaciones mexicanas, orientación laboral, deporte de orientación, ...), encontrarás cuál es la imagen pública de la orientación educativa como profesión. Uno de estos tuits, al que llamaremos "Hallazgo 1", sirve de inspiración para esta entrada:

Tuit de Juan F. Berenguer, animador sociocultural


En alguna otra parte ya leí algo así: somos educadores del siglo XX educando a alumnos del siglo XXI con métodos del siglo XIX. Y, dentro de esta educación, ¿cómo planteamos la orientación académica y profesional? ¿Se trata también de una orientación del s. XX o del s. XIX? Y lo más importante, ¿"llega" o "no llega" a los alumnos?

El "Hallazgo 2" nos muestra una serie de tuits entre una universitaria que acaba de comenzar el curso y una alumna de 2º de Bachillerato:



Algo no está saliendo del todo bien cuando una alumna se muestra tan desorientada y recurre simplemente a Google y no a un orientador. ¿Caso particular? ¿Generalizable? Quizá a ti también te ha venido a la cabeza el típico argumento en esta sociedad de la Información con mayúsculas: hay muchos sitios donde enterarse a su alcance y lo que muestra el alumnado es simple desinterés. Para responder a esto, como ya intuías, te propongo la lectura del "Hallazgo 3":



Lejos de la supuesta despreocupación por la orientación académica y profesional, y dejando al margen la necesaria actitud "críticona" tan propia de la adolescencia, creo que estos tuits muestran a algunos alumnos francamente preocupados por la orientación que reciben. Saben que les va el futuro en ello. ¿Lo sabemos nosotros?

Actualmente trabajo con alumnos de infantil y primaria, pero todos estos tuits me han hecho pensar en alternativas que podemos dar desde la orientación educativa 2.0. (o 3.0., uno ya se pierde con tantas cifras).

A través de Internet encontramos a orientadores educativos 2.0. que se han decantado por la "BLOGORIENTACIÓN" académica y profesional: blogs en los que añaden enlaces y documentos informativos para sus alumnos. La blogorientación, término que leí por primera vez en un artículo de David Veiga, es una herramienta muy útil como fuente de información pero el apartado de comentarios del blog no anima demasiado a la participación. Por tanto, la blog-orientación no cubriría por sí misma la necesidad de responder a las preguntas concretas de cada alumno y alumna en las redes sociales. De hecho, la mayoría de los blogs de orientación académica y profesional son un complemento a actuaciones individuales y grupales presenciales de cada orientador/a. Algunos de estos blogs incluyen enlaces a cuentas de correo electrónico para dudas o incluso a foros, pero no siempre es fácil establecer una comunicación participativa y fluida a través de estos recursos; entre las propuestas más útiles, como la de Veiga, el propio alumno construye su blog con la información recogida y la personaliza. No faltan tampoco algunos orientadores que encuentran mayor cercanía y efectividad cuando se comunican con alumnos a través de redes sociales como Facebook / Tuenti, aunque ver las cuentas personales de los alumnos acarrea muchas sorpresas y no pocos dilemas de ética profesional.

Si sigues este blog, seguro que ya conoces mi predilección por Twitter como herramienta útil para construir redes personales de aprendizaje. Pero, ¿podemos utilizar Twitter para hacer orientación educativa en general u orientación académica y profesional?

En Twitter existen multitud de gurús y coachs profesionales que dan consejos y responden preguntas concretas sobre orientación laboral de ADULTOS; perfiles en muchas ocasiones - con honrosas excepciones -  algo personalistas y endiosados que siguen el modelo "Fulanito de Tal lo dice y hay que hacerle caso porque es un experto"; perfiles a veces poco honestos que utilizan las carencias ajenas para su lucimiento y encumbramiento personal.

Por ahora, y a riesgo de equivocarme porque asumo que no estoy inventando nada, no he encontrado orientadores que hagan de manera pública tuitorientación activa con alumnos de secundaria o bachillerato anónimos (sí hay quien utiliza Twitter con sus propios alumnos, como hoy mismo hace @OrientaTierra hablando de uso didáctico de Twitter en clase de Psicología, como podéis ver en su TL). Tampoco, por suerte, he visto equivalentes "gurús" para jóvenes y adolescentes que tuiteen sistemáticamente como orientadores educativos. Sí hay perfiles de orientadores que puede que respondan en mensajes privados o por otras vías a alumnos concretos. Pero Twitter es como un gran patio de vecinos en el que las publicaciones pueden ser leídas y respondidas por cualquiera. Cuando he encontrado tuits de adolescentes desorientados, he tenido muchas veces la tentación de responderlos ... y alguna vez lo he hecho tímidamente, sin que todavía haya recibido ni una sola mala palabra por parte de la persona implicada. ¿Y si buscáramos meternos de forma voluntaria en estos berenjenales del patio? ¿Y si, además de ofrecernos a través de mensaje privado, respondiéramos abiertamente, en tuits públicos, como orientadores estas cuestiones o dudas?



Para estas ocasiones en las que nos quedamos con ganas de intervenir, propongo la "Tuitorientación educativa" llevada a cabo por profesionales de la orientación educativa, con unas cuantas ideas de partida:

  1. No se busca ni mucho menos sustituir la labor que hacen los orientadores educativos presencialmente en los centros. Al contrario, toda actuación desde la pretendida "tuitorientación educativa" debe finalizar recomendando que el alumno o alumna consulte directamente con tutores y profesionales de la orientación de su centro. En muchos casos el alumnado no acude al orientador/a porque no conoce bien sus funciones. Entre los objetivos de la "tuitorientación educativa" estaría sin duda hacer más visible nuestra profesión y potenciar su utilidad venciendo prejuicios y falsos mitos, clarificando nuestro rol  como profesionales cualificados y preparados que no damos respuestas triviales.
  2. Tampoco la intención es sustituir la "blog-orientación", sino difundir los recursos tan útiles que se encuentran en los blogs de orientadores educativos y otras páginas oficiales para que lleguen a los alumnos. El tuitorientador educativo sería un "curador de contenidos" útiles para la orientación del  alumnado. 
  3. El tuitorientador / a ofrecería información y orientación sin pretender molestar ni entrometerse. Si el potencial tuitorientando no desea esta información, la actuación se daría por finalizada sin entrar en discusiones. Bastantes conflictos hay ya en Twitter a veces ...
  4. El "tuitorientador/a" buscaría como objetivo primordial el empoderamiento del alumnado en el proceso de toma de decisiones. Por eso es importante que no tengamos un enfoque directivo ni caigamos en respuestas fáciles ni en actitudes paternalistas con los tuitorientandos
  5. No sólo se respondería potencialmente a preguntas de estudiantes, sino también de sus familias y de los docentes.


Para llevar a cabo esta propuesta de "Tuitorientación educativa" doy dos primeros pasos:

  • - Crear una cuenta genérica en Twitter: @Tuitorientador. Por cierto, me hubiera gustado llamarla "Tuitorientador de Guardia" como homenaje (y no como plagio) de uno de mis blogs favoritos, El orientador de guardia, de Alberto Carmona. Pero Twitter no aceptaba un nombre tan largo ...
  • - Ningún orientador educativo tiene todas las respuestas; tampoco una sola persona puede leer todos los tuits que se publican ni puede estar disponible en Twitter en todo momento. Tampoco busco ningún protagonismo ni convertirme en el "tuitorientador" oficial del reino de los jóvenes y adolescentes. Partiendo de esto, propongo que varios orientadores gestionemos esta cuenta de Twitter para poder dar una respuesta más amplia. Un número suficiente de personas para gestionar la cuenta, pero a la vez no enorme, para posibilitar una coordinación y diálogo ágil entre nosotros.


Es paradójico: actualmente busco un trabajo (o a jornada completa o complementario al que tengo a jornada parcial) y ... termino publicando esta entrada en la que te invito a colaborar conmigo como "Tuitorientador educativo" ... aunque sin remuneración. Si te sientes cualificado para ello, estás motivado para este reto y quieres que gestionemos juntos esta cuenta de Twitter, escríbeme a queduque@live.com y, símplemente, convéncete y convénceme de que podemos trabajar en esto juntos. Si tienes dudas o cualquier idea que aportar a este temerario proyecto, puedes también dejar un comentario en esta entrada.




Enlaces relacionados:

PD (20-11-2012): Puedes seguir el desarrollo de este proyecto, con una propuesta más concreta de colaboración, en la segunda parte de esta entrada.

PD (1-9-2015): La iniciativa "Tuitorientador de Guardia", gestada durante todo el curso 2012-13, al final se puso en marcha en Septiembre de 2013 y hasta ahora han participado en ella un equipo de hasta 13 tuitorientadoras y tuitorientadores. Puedes seguir su desarrollo en este enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada